Ottón Solís insulta a todos los comunicadores de Costa Rica

“…Por supuesto que deben estar temblando porque vamos a hacer todo lo posible para terminar con ese absurdo, y ese montón de vagos que tienen ahí. “Vicepresidente de asuntos de publicidad”.
Ahí tiene Fernando Naranjo a la par de él a Carlos Francisco Echeverría y a Mishelle Mitchel haciendo nada, y ganando salarios que se cuentan en más de $7mil, y $8mil, o $10mil eso es una vagabundería. Toda esa gente tiene que salir. Y si tienen contratos por lo menos los vamos a avergonzar y a poner contra una esquina a ver si renuncian. Y eso abunda en el sector público, es una robadera de plata interminable…”

Me cuesta encontrar los adjetivos para calificar lo dicho la mañana de este martes (audio) por el líder histórico del PAC y actual diputado electo Ottón Solís Fallas; pero para empezar por el principio lo rechazo categóricamente.
Mi voto fue uno de los que puso a Solís en la próxima Asamblea Legislativa, pero hoy no solo no me siento representado por su palabras, sino que me ofenden y me causan una profunda vergüenza ajena.
No comprendo la motivación para que, en medio de una argumentación sobre asuntos políticos, Solís se hunda en declaraciones tan gratuitas, temerarias, amenazantes y sobre todo profunda e injustificablemente irrespetuosas.
Cierro filas con la periodista Mitchell, a quien tengo el gusto de conocer personalmente y cuya trayectoria profesional he seguido con admiración. Firmaría sin resistencia el descargo que hizo público este martes, como réplica al berrinche y a los insultos deliberadamente personales.
Pero sobre todo cierro filas con todos los profesionales de la comunicación en Costa Rica, frente a un líder político que de forma clara y explícita demerita, subestima, ridiculiza e insulta nuestro trabajo.
Solís califica a la comunicación institucional, y a la publicidad, como “inútil”, y con una irresponsabilidad escandalosa generaliza llamando “montón de vagos” a “toda esa gente” que sirve en el sector público en labores de comunicación del más alto perfil, y de la más alta responsabilidad.
Por prescindir eventualmente de esos profesionales, asegura el diputado con pasmosa ligereza, no “nada malo le sucede al país”.
La prepotencia, la altanería y el irrespeto exhibido por Solís, es el mismo que lo ha revestido de un sinnúmero de anticuerpos a lo largo de su carrera política, y que tanto daño le ha hecho al PAC. Pero el diputado suma y sigue, en un partido que se lo permite.
Flaco favor le hace este debut de Ottón a la próxima administración del Partido Acción Ciudadana. El PAC no puede permitir que el resentimiento, el fundamentalismo, la cacería de brujas, y la persecución, guíen sus acciones; pero tampoco sus declaraciones.
Porque con el trabajo, el profesionalismo, la dedicación, y la honra de las personas, no se juega.



122 COMENTE AQUÍ

Las puras vidas de Verónica

tinta

“Tengo 39 años y voy por mi tercera vida”, arranca esta narración que recibí por mail esta semana. Es una respuesta a “Puras vidas”, mi texto que se publicó el pasado 9 de febrero en la Revista Dominical, de La Nación.
Ya hace dos años escribo una vez al mes en Tinta Fresca, espacio que comparto con otros 3 columnistas. Probablemente esta ha sido mi columna favorita. No por el texto en sí, seguramente mejorable, y que pude haber planteado con mayor claridad. Sino por las respuestas que generó.
Entre ellas esta historia, que Verónica me autorizó a compartir aquí, con la condición de que la llame Verónica. Su vida, sus vidas, descritas en su texto con sorprendente belleza, ilustran a la perfección eso a lo que intenté referirme hace una semana:

Continúa. Seguí leyendo



84 COMENTE AQUÍ

La “renuncia” de Johnny = la horca del PAC

johnny

Es ese sonido mítico en alta mar que lleva a un barco a una trampa mortal, porque el marinero iluso cree que lo que escucha es el cantar de una bella sirena. Es ese espejismo tramposo que tienta al sediento en mitad del desierto y lo hace caminar en círculos.
El titular de este jueves del periódico La República es el último anzuelo de una gran trampa.
Desde el propio domingo de las elecciones se levantó el rumor, que no ha hecho más que crecer. Que Liberación Nacional está desmoralizado. Que están desfinanciados. Que hay una suerte de insurrección interna. Que Johnny no puede más. Que van a hipotecar el chinamo. Que Johnny no quiere.
Se suma la solicitud de una “tregua” que hiciera el PLN a principios de semana. Han cambiado de agencia de publicidad 2 veces, y la campaña nunca dejó de ser un desastre. Está claro que lo que necesitan no es tiempo; son ideas.
El panorama completo pinta un cuadro trágico. Es fácil imaginarse al animal en el suelo, herido de muerte, agonizando de aquí al 6 de abril.
Creerse ese espejismo es lo peor que le puede pasar al PAC y -especialmente- a sus votantes.
Ni siquiera hace falta mencionar que la “renuncia” a la candidatura de Johnny es una posibilidad que no existe en la Constitución. Y que con o sin él, se celebrarán las votaciones en abril.
La campaña del PAC debe ser avasalladora. Debe tirarle encima a Liberación una avalancha de creatividad, participación, movilización, innovación, y esperanza. Debe aplastar al bicho a punta de alegría.
El próximo gobierno de Acción Ciudadana necesita la legitimidad de un triunfo claro, holgado e incuestionable en las urnas. Quedan dos meses para sacar a votar a cada costarricenses mayor de 18 años que no tolera 4 años más de corruptela, clientelismo y continuismo mediocre.
No puede haber espacio para el triunfalismo. Nadie debe sentir que esto está ganado, que no hay rival, y que Luis Guillermo ya es Presidente.
Recuerden las palabras del siempre sabio Rodolfo Piza: lo que está haciendo el PLN es “hacerse la vaca muerta, para comerse al zopilote vivo”.



40 COMENTE AQUÍ

Las encuestas ya fueron

mvh2

Las encuestas de intención de voto, como las conocimos hasta ahora, están enterradas. La nueva realidad social, las dinámicas de interacción, y los nuevos espacios de formación de opinión, las mataron.
Los resultados de la elección de este domingo 2 de febrero solo se suman a la cada vez más larga lista de aparentes desaciertos. La percepción se hace homogénea: las encuestas cada vez tienen menos que ver con resultado final manifestado en las urnas. Yo no creo que las encuestas “se equivoquen”, pero sí estoy convencido de que su metodología es anacrónica, y su publicación es siempre tardía.
Cada elección tenemos más encuestas, que sirven para menos…

Continúa. Seguí leyendo



64 COMENTE AQUÍ

El domingo amarillo

Faltan solo horas.

Me tiré a la calle. A sentir lo que está pasando, a ver a la gente, a contar banderas, a comer presas. Después vine a pensar en voz alta:

El Frente Amplio capitaliza #enestemomento el mismo fenómeno que impulsó al PAC en 2006 y 2010. Personifican el cambio. Su momentum es arrollador.
Estoy convencido de que la potencia de ese movimiento no ha sido recogida en toda su magnitud por las encuestas.

El PAC creció como espuma en las últimas semanas, y no parece haber canibalizado al Frente Amplio. Su cantera son los indecisos, que hasta principios de esta semana seguían siendo mayoría. La tendencia de crecimiento del PAC fue la más importante en comparación con los demás partidos. ¿Cuál será su caudal de votos #enestemomento?

Podemos dar por un hecho que mañana más de la mitad de los electores vamos a votar por “la izquierda” (centro/izquierda o izquierda). No puedo imaginar un acto político simbólico más significativo. Costa Rica ya es otro país, casi sin importar quién gane la elección.

Liberación Nacional es un cascarón hueco. Un partido que se sostiene a punta de clientelismo. Entre sus votantes no hay pasión ni emoción alguna, los mueve la inercia, la resignación o la necesidad. El PLN es ya una farsa insostenible.

Estoy seguro de que los resultados de mañana no van a ser los que “el establishment” costarricense está esperando con base en las encuestas añejas de hace 10 días.

Y lo que vaya a pasar mañana, va a tener amarillo.



10 COMENTE AQUÍ